28 Noviembre, 2022

Petroperú ya les va costando S/9,000 millones a los peruanos solo en este año

Oro negro. El Ejecutivo anunció S/4,000 millones para que la empresa pueda pagar a proveedores y US$500 millones para que pueda comprar combustible, evitando un desabastecimiento, y anunció una serie de exigencias. Los analistas advierten que los cambios requeridos no son suficientes. (Foto: Julio Reaño/@Photo.gec)

Petroperú va generando un gasto al país de S/9,000 millones (US$2,250 millones) en lo que va del año, y todo apunta a un problema en la petrolera: desconfianza y problemas para comprar combustible –que se vienen sintiendo ya en los últimos días–, los mismos que han hecho necesario que el gobierno le arroje nuevamente un salvavidas a la compañía para evitar que el mercado peruano quede desabastecido.
La ayuda consiste en un decreto de urgencia que permitirá a la empresa estatal recibir S/4,000 millones (US$1,000 millones) para ponerse al día con los pagos a sus proveedores. Además, la norma también aprueba una garantía del gobierno nacional para que esta pueda endeudarse por US$500 millones para así poder comprar el combustible. Sin embargo, el financiamiento no llega gratis, sino con una serie de compromisos que se le exigirían a la petrolera para fortalecer su gobernanza, institucionalidad y situación financiera. ¿Qué tan factible es esto?

Los compromisos

El mencionado fortalecimiento que se le pedirá a la petrolera implicará, según el decreto, que en un plazo de 90 días contrate a una consultora internacional especializada para elaborar un plan de reestructuración para “reforzar la gobernanza y sostenibilidad financiera”, el mismo que debería presentarse, a más tardar, el 31 de julio del siguiente año.

De similar forma tendrá 11 meses para modificar su estatuto social para “reforzar los principios de buen gobierno corporativo” según los lineamientos del Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial (Fonafe).

Entre otros aspectos, también se llama a la compañía a que, en no más de 12 meses, realice “la valorización de la empresa y acciones preparatorias para una oferta pública de acciones” en el marco de la ley que declara de necesidad pública el Proyecto de la Modernización de la Refinería de Talara.

Al respecto, el economista y expresidente de Petroperú, Carlos Paredes, explicó que si bien el aporte de capital era necesario para la empresa, hay requerimientos que se han hecho que no tendrían el resultado esperado. Un ejemplo de ello sería el pedido de seguir los lineamientos de Fonafe, pues lo que se necesitaría es que la compañía ingrese al régimen de esa institución y no solo seguir lineamientos de forma externa.

“Hay una mención a Fonafe, pero Petroperú no está regresando a Fonafe”, dijo y agregó que si esto se lograra, sería posible que “tenga una especie de supervisor que va a ayudar a poner los directores, que va a ver la gerencia”.

“Lo que tenemos en Petroperú es que la junta de accionistas es el Ministerio de Energía y Minas, y el Ministerio de Economía (…). Ninguno de los dos ministros ni viceministros tienen tiempo para dedicarse a Petroperú, tienen muchos problemas. Entonces, tiene una junta de accionistas que está ausente en la empresa. Estar dentro del Fonafe sería tener un accionista que estaría más presente o que tendría más control porque la máxima instancia de Gobierno es la junta de accionistas”, comentó.

Capital privado

En cuanto al pedido a Petroperú de que realice acciones preparatorias para una oferta pública de acciones (OPA) y la posibilidad de que ingrese capital privado, la realidad de Petroperú sería poco convincente. Para Paredes, el problema estaría en los inversionistas privados, que buscarían gerencia de privados y lograr eso durante el gobierno de turno sería poco probable.

La posibilidad de ingreso de capital privado tampoco es verosímil para Anthony Laub, experto en derecho minero-energético y socio de l consultora LQG.

“La medida en teoría suena bien, pero es insuficiente porque lo que te dicen es valoriza la empresa para una OPA y haz todos los actos preparatorios. Y ahí se queda. Está incompleta, es un saludo a la bandera (…). Lo que tendría que haber hecho el MEF es que le dijera ‘libera tu capital hoy’. Comienza con un 5%, por ejemplo”, aseveró.

A ello agregó cinco medidas para salvar a la petrolera. Estas consistirían en remover el directorio y poner a profesionales con perfil financiero y experiencia en salvataje de empresas en crisis, lograr la apertura del capital de Petroperú (para el ingreso de actores privados y una mejor gobernanza) y establecimiento de un fideicomiso para que los recursos para la compra de combustibles y operaciones esenciales de la empresa estén controlados.

También consideró que debería contratar una gerencia que pueda “navegar” en la crisis y una auditoría bianual.

“Si tienes una auditoría bianual, vas a tener un control más preciso de lo que está pasando con la empresa, auditada por un tercero y no por la propia administración de la empresa”, afirmó.

Tenga en cuenta

-El viceministro de Economía, Alex Contreras, aseguró que la transferencia de los S/4,000 millones evitará una crisis de desabastecimiento de combustibles en el país, por lo que se trata de una medida excepcional.

-Petroperú informó ayer que “los despachos de gasolinas y diésel se irán incrementando de manera gradual a partir de noviembre”.

-Repsol anunció ayer que “el suministro de combustibles en la Refinería La Pampilla está plenamente garantizado”.

Pedro Gamio: “Hay que pensar en un directorio al que nadie pueda cuestionar”

Estamos frente a problemas serios de gestión de Petroperú, de malos manejos que vienen de la gestión anterior y un sobreendeudamiento que es mucho mayor que el patrimonio de Petroperú. Petroperú es una empresa necesaria pero bien administrada, con la posibilidad de tener socios privados de primer nivel. El DU habla de una serie de condiciones que se están planteando para mejorar la cultura corporativa de Petroperú, pero todo comienza con las personas que se designan en el directorio y el hecho de que se sincere cuál es el estado de gravedad de la empresa. Se tiene que hablar si Petroperú va a poder salir de la deuda y de los proyectos que se le encargan: la masificación de gas en Arequipa, Moquegua y Tacna, que no ha caminado por falta de presupuesto. También el lote 192, el lote 64 y los lotes de Talara que se están devolviendo porque se han vencido los contratos. Lo más importante es que exista una gestión técnica y proba para cautelar los intereses del país. Pediría que se continúe con el protocolo de tener un directorio nombrado con los más serios sistemas de contratación de personal técnico de alto nivel. Es decir, que de manera pública se informe cómo se ha estructurado el directorios, acabar con el sistema tan arbitrario que tenemos al día de hoy. Hay que pensar en un directorio al que nadie pueda cuestionar.

Luis Alberto Arias Minaya: “Tienen que explicarle al país qué pasa con Petroperú”

La solución a la crisis no creo que se trate solamente de un cambio de directorio. Petroperú tiene problemas de fondo que no sabemos si son de liquidez o solvencia, o problemas más profundos. No lo sabemos porque las autoridades no informan, no son transparentes. Lo que sabemos es que, en lo que va del año, hay una inyección de más de 2 mil millones de dólares a la empresa, sin retorno, y eso es un montón de dinero, equivalente al 1% del PBI. Se dieron 750 millones de dólares en marzo y el DU de la noche del martes habla de dos aspectos adicionales: 4 mil millones de soles que vienen del MEF, sin devolución, y luego 500 millones de dólares del Banco de la Nación como un préstamo con garantía del MEF. Es decir, si Petroperú no tiene la plata para pagar, el MEF tendrá que tomar la plata del presupuesto. En total, estamos hablando de 9 mil millones de soles que salen de los bolsillos de los contribuyentes. El desabastecimiento de combustible agrava mucho más la situación porque esto quiere decir que frente a la crisis no se ha actuado de manera oportuna, se ha tenido que esperar a que haya desabastecimiento para que llegue este salvataje de una empresa quebrada. Pero más grave es que no sabemos el tamaño completo del forado, las autoridades tienen que explicarle al país qué pasa con Petroperú. Lo tienen que hacer la ministra de Energía y Minas, el de Economía y el presidente del directorio de Petroperú, para saber si esto tiene solución a mediano plazo o no la tiene.

 

FUENTE: PERU21

 

Mas Noticias