24 Septiembre, 2021

La ONU y las ONG humanitarias piden un alto el fuego duradero para permitir la reconstrucción de Gaza
UNICEF estima en más de 100.000 los desplazados internos y constata más de 70 centros educativos y sanitarios destruidos

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y ONG humanitarias como Oxfam Intermón y Acción contra el Hambre han coincidido en la necesidad de que el alto el fuego que ha entrado en vigor este viernes entre Hamás e Israel tenga un carácter duradero y sostenible para permitir la reconstrucción de Gaza y facilitar la llegada de ayuda de toda índole a la población.

La representante especial de UNICEF, Lucia Elmi, ha centrado el impacto del cruce de bombardeos. Al menos 65 niños palestinos han muerto y otros 540 han resultado heridos, mientras que en Israel se ha registrado la muerte de dos niños y otros 60 han quedado heridos.

«Recordemos que no se trata solo de números. Son niños y niñas con sueños y aspiraciones, como los de cualquier otro niño en el mundo.

Asimismo, UNICEF estima en casi 107.000 los gazacíes que han huido a toda prisa de los bombardeos. De ellos, más de 9.000 familias se refugian en 58 escuelas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) repartidas por la Franja de Gaza. El resto se aloja con familiares y amigos.

UNICEF denuncia que antes de esta ola de violencia, uno de cada tres niños necesitaba apoyo psicosocial y de salud mental. «Sin duda, este número ha aumentado notablemente en los últimos días», ha lamentado la representante, antes de denunciar un daño material «colosal» en la infraestructura del enclave.

De acuerdo con la agencia de la ONU, al menos 50 instalaciones educativas y 20 instalaciones sanitarias están dañadas. También lo está el 50% de la red de agua, aproximadamente. Casi 800.000 personas no tienen acceso a agua corriente, ya que se han producido daños importantes en los pozos y embalses de agua subterránea, en las plantas de desalinización y aguas residuales, en las redes de suministro de agua y en las estaciones de bombeo.

«Todo esto pone a los niños en riesgo de contraer enfermedades que se transmiten por el agua», según la portavoz, cuya agencia ha comenzado a proporcionar suministros médicos esenciales, así como tanques de agua y bidones a las familias. También hemos apoyado reparaciones inmediatas del sistema de suministro de agua, kits educativos y recreativos y como apoyo psicosocial directo a los niños y familias.

«Ahora hace falta un cese duradero de hostilidades por todas las partes. Y ojalá dure mucho, porque permitirá a las familias el respiro que tanto necesitan y la entrada de ayuda y personal humanitario a la Franja de Gaza», ha indicado.

UN ALTO EL FUEGO QUE «NO CAMBIARÁ LA OCUPACIÓN ILEGAL», SEGÚN OXFAM

Por su parte, el director de Oxfam para los territorios palestinos ocupados e Israel, Shane Stevenson, se ha mostrado más crítico. A su juicio, la ONG está «lejos de celebrar este alto al fuego como una solución, ya que no cambiará la ocupación ilegal y la negación de los derechos humanos a la que la población palestina están sometidos a diario».

«Este estatu quo inhumano y brutal debe terminar de una vez por todas», ha pedido Stevenson antes de solicitar a la comunidad internacional que haga un esfuerzo para que tanto Israel como las milicias palestinas rindan cuentas.

En el caso del Estado hebreo, ha matizado, «por las atrocidades que ha cometido durante los últimos 12 días, así como por las décadas previas a esta última y desproporcionada escalada de violencia». «Por otro lado, las facciones armadas de Gaza también deben rendir cuentas de los ataques indiscriminados contra zonas pobladas de Israel», ha añadido.

Por todo ello, «los presuntos crímenes de guerra cometidos en cada ronda de violencia, por todas las partes, deben ser investigados y enjuiciados por el Tribunal Penal Internacional», en lo que debe ser «la última vez que los palestinos de Gaza se vean obligados a emprender nuevamente el lento y doloroso proceso de reconstruir sus hogares, vidas y medios de subsistencia, una vez más, destruidos.

«Sólo una acción política determinante y significativa de la comunidad internacional logrará poner fin a la brutal y prolongada ocupación, así como al asfixiante asedio de la Franja de Gaza», ha zanjado Stevenson.

ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE CONSIDERA «CRUCIAL» EL APOYO INTERNACIONAL

Finalmente, Acción contra el Hambre se ha sumado a las peticiones para un alto el fuego sostenible. «El apoyo a largo plazo será necesario en Gaza. En este sentido, el compromiso de la comunidad internacional será crucial», ha destacado la ONG en un comunicado a la espera de realizar una evaluación precisa de los daños debido a la intensidad de las hostilidades.

Acción contra el Hambre ha anunciado que ampliará su trabajo en Gaza y continuará con su compromiso para proteger y responder a las necesidades de la población, «especialmente en garantizar que la población pueda acceder a agua segura, incluyendo instalaciones de saneamiento e higiene; a la vez que se proporciona apoyo en materia de seguridad alimentaria y medios de vida, entre otras actividades».

Acción contra el Hambre, por último, recuerda que, si bien se ha acordado un alto el fuego en Gaza, no hay que olvidarla situación en Cisjordania, incluido Jerusalén Este, para «poner fin a los círculos de violencia y abordar las causas profundas del conflicto». «Pedimos a la comunidad internacional que siga trabajando con todas las partes para encontrar una solución justa que permita a todos vivir en paz y con dignidad», concluye la organización.

caretas.pe

Mas Noticias